junio 2011


Un tipo serio: ¡Qué gran verdad es que las desgracias no vienen solas!

“Un tipo serio es una película deliberadamente extraña. No es un largometraje que vaya aumentar el prestigio que los Coen se ganaron con obras como ‘No es país para viejos’, ‘Fargo’, ‘Muerte entre las flores’, ‘Barton Fink’ o ‘Sangre Fácil’. Tampoco satisfará a los que se acercaron al universo de los hermanos cuando estos coquetearon con el mainstream (’Quemar después de leer’, ‘El gran salto’, ‘The Ladykillers’, ‘Crueldad intolerable’), ni a los que aplaudieron sus divertidas gamberradas (’Arizona Baby’, ‘El gran Lebowski’, ‘O Brother’). La nueva cinta de estos inimitables realizadores remite al extraño mundo entre cómico y trágico que los dos cineastas abordaran en ‘El hombre que nunca estuvo allí’, donde se daban cita un extraño humor negro, un ritmo deliberadamente moroso y una interesante reflexión sobre el destino. Esos tres elementos vuelven a estar presentes en Un tipo serio.

La nueva cinta de los Coen está ambientada en los últimos y convulsos años sesenta, unos tiempos en los que los conceptos de familia, comunidad y religión habían empezado a cambiar. En esa época turbulenta, el protagonista, un algo aburrido profesor de matemáticas, ve cómo su aparente mundo perfecto se desmorona: su esposa le deja por un amigo común, su hermano parece estar a la deriva, el hijo hace novillos y la hija le roba dinero para intentar arreglarse la nariz. Por si fuera poco, el ascenso que tanto ansiaba peligra cuando alguien empieza a mandar cartas que cuestionan su integridad como persona. Eso sí, pese a todo, el protagonista goza de un aparentemente envidiable estado físico.

La cinta nos muestra a un hombre que, casi de la noche a la mañana, observa cómo su vida se desborda sin que él aparentemente haya hecho nada para provocarlo. Juguete de un destino excesivamente malévolo, el protagonista no encuentra explicación a lo que le ocurre y busca cierto apoyo en la religión judía que profesa. Sin embargo, los rabinos, en vez de ayudarle, parecen dejarle claro que la vida no tiene sentido.

Michael Stuhlbarg está perfecto en el papel de ese hombre que parece haber perdido el poder para controlar su existencia. Sin abundar en gestos, el actor estadounidense sabe dotar de patetismo y comicidad a su profesor de matemáticas. Igualmente logrado resulta el trabajo de un plantel de actores que aportan credibilidad a sus peculiares personajes. Entre todos ellos cabe destacar la interpretación de Fred Melamed, que encarna de manera genial al amante de la esposa del protagonista, un cínico que perdona la vida mientras da puñaladas por la espalda.

Los Coen se toman la película con calma y sin preocuparse en gustar al espectador medio. De hecho, aquellos que busquen un entretenimiento más o menos ligero no saldrán demasiado satisfechos de Un tipo serio. La pareja de cineastas ha creado un largometraje extremadamente personal que bucea en su infancia como chavales judíos de los sesenta para ofrecernos una obra que gustará a aquellos que, como el que esto escribe, siempre hemos comulgado con su particular universo. Decididos a llevar su independencia y su sello de autor hasta el límite, ambos no se han cohibido a la hora de incluir numerosas (y algo excesivas) alusiones a la cultura yiddish o introducir algunas pequeñas historias estrambóticas, divertidas y algo superfluas que no parecen aportar mucho a la trama principal, como la que sirve de prólogo o aquella que le cuenta un rabino al desdichado protagonista. Quizá sea una forma de mostrarnos que la vida es tan extraña y absurda como algunas de sus siempre estimulantes películas.”

Gracias a Julio Vallejo por su crítica: http://www.notasdecine.es/21390/criticas/critica-un-tipo-serio/

Para conocer algunas críticas más pinchen en los siguientes enlaces:

http://www.cinematical.es/2010/01/05/critica-un-tipo-serio/

http://www.cinissimo.com/critica-un-tipo-serio-de-los-hermanos-coen-%C2%BFhumor-para-judios/

Ana dice: En primer lugar decir que ésta es una película hecha para fans del cine de los hermanos Coen….yo lo soy, así que a mí me gustó.

Humor negro en estado puro, de cómo un hombre al que la vida le sonríe, de repente empieza a desmoronarsele todo….no se puede ser más desgraciado ni incomprendido por los demás, y, como los humanos somos así, nos reímos con sus desgracias.

Anuncios

Up in the air: despedir y viajar todo es empezar (perdonen, no he podido evitar el chiste fácil).

“Up in the air nos cuenta la vida de un hombre solitario que se pasa el 90 por ciento de su tiempo a lo largo del año viajando en avión por los Estados Unidos y que tiene miedo a las relaciones sentimentales, es un solitario.

Estamos ante un hombre que no disfruta de los placeres más comunes de la vida como son la familia, tener una casa propia o disfrutar de una relación seria con una mujer. La compañía para la que trabaja nuestro protagonista quiere recortar gastos, se dedican a ir de una empresa a otra despidiendo empleados, algo que les cuesta mucho dinero en dietas y billetes de avión. La manera de ahorrar gastos es hacer los despidos Online, algo muy frió e impersonal que no le gusta nada  nuestro gran Clooney.

Para una persona que solo conoce un modo de trabajo, que le hagan cambiar después de tantos años su  metodología  de una manera tan drástica, solo puede ser una ofensa  a la que  debe plantar cara, incluso desafiarla si es necesario. Así que se va de viaje con una nueva compañera joven de la compañía quien pretende realizar el cambio, para que aprenda cómo se hacen las cosas en la calle.

El día a día de nuestro protagonista es una simple rutina, hoteles, conferencias y acudir a empresas a despedir gente, hay poca opción de disfrutar un poco de la vida hasta que una guapa mujer se le cruza en su camino. Al principio los dos quieren lo mismo, una relación abierta sin compromisos pero como es normal cuando pasan los días y se ven más veces se intensifica el amor de esta pareja, cosa que no puede terminar bien.

Up in the air es una película bastante bien ambientada y con grandes interpretaciones, un gran George Clooney, una notable Vera Farmiga y una joven actriz llamada Anna Kendrick poco conocida pero que hace una gran interpretación frente a dos grandes actores como son George Clooney y Vera Farmiga.”

Gracias por su crítica a: http://www.peliculas.info/11-01-2010/trailers/up-in-the-air-critica

Para conocer algunas críticas más pinchen en los siguientes enlaces:

http://www.muchocine.net/criticas/11141/Up-in-the-air

http://www.fotogramas.es/Peliculas/Up-in-the-air/Critica

http://www.cinematical.es/2010/01/19/critica-up-in-the-air/

Ana dice: Una película magnífica. Un guion totalmente original (no he visto ninguna película que se le asemeje lo más mínimo). Unas interpretaciones prodigiosas. El ritmo de la película muy bien.

En fin, ¿qué decir? Up in the air es más que recomendable, es imprescindible que la vean, no se van a arrepentir.

 

Cenizas del cielo: de cómo la contaminación “contamina” a un pueblo perdido del norte de España.

“Cenizas del cielo es una fábula costumbrista. Y a quien le gusten las fábulas costumbristas le encantará Cenizas del cielo, porque esta película tiene todos los elementos necesarios para ello. Primero, un elenco de personajes de lo más variopinto, cada uno de ellos con sus características peculiares que hacen que desborden encanto (el viejo luchador -Celso Bugallo-, la pareja obsesionada con tener un hijo, el ex-minero que ahora quiere jugar al golf…)

Segundo, una genial caracterización del reparto y unos diálogos trabajados que confieren a la cinta un genuino carácter asturiano. Así, el espectador que nunca haya pisado Asturias se podrá llevar una idea bastante aproximada de lo que se puede encontrar por los paisajes rurales de aquí, de la misma manera que el personaje del escocés Fergusson (Gary Piquer) -todo un acierto haber introducido a un extranjero- escribe una guía turística de Asturias copiando los folletos que le han dejado y, sin haber visitado Luarca, Cangas de Onís o Ribadesella, vive Asturias de manera intensa.

Tercero, personajes para todas la edades, desde el entrañable abuelo ecologista hasta la nieta y su novio por internet. Cuarto, una causa con sus defensores y detractores y una lucha honrada.

Con todo esto ya sería suficiente para que el espectador empatizase con la película, y si le sumamos el tratamiento humorístico ya habrá muchos que se queden rendidos a los pies de la última obra de José Antonio Quirós. Sobre todo sus paisanos asturianos, que verán por fin una cinta en la que se habla como se hace en estas tierras y en la que los personajes son como ellos mismos, al tiempo que reconocerán no sólo sus paisajes sino también sus vivencias.

Cenizas del cielo nos hace sonreir pero también pensar. Sobre todo porque la central térmica de Soto de Ribera existe realmente, y su historia corre paralela a la de la ficción. Estuvo parada seis meses el pasado año por un problema de costes debido al elevado del carbón y a las penalizaciones económicas por las emisiones de dióxido de carbono. El mes pasado volvió a ponerse en marcha.

Como en Cenizas del cielo, en la vida real el protocolo de Kioto tampoco se cumple jamás. Cuando Fergusson llega al pueblo, lo primero que ve es el parto de una vaca, el ternero recibe el nombre de esta ciudad japonesa, y este animal tan simbólicamente nombrado, eso será lo más cerca que sus habitantes vean el famoso acuerdo… aún así, su idiosincrasia les hace seguir luchando. Y esas buenas intenciones la convierten en una película apta y recomendable para todos los públicos.”

Gracias a Ruth Arias por su crítica: http://www.cinematical.es/2008/11/12/critica-cenizas-del-cielo/

Para conocer algunas críticas más pinchen en los siguientes enlaces:

http://www.fotogramas.es/Peliculas/Cenizas-del-cielo/Critica

http://www.decine21.com/peliculas/Cenizas-del-cielo-14254

http://www.filasiete.com/criticas/cenizas-del-cielo

Ana dice: me pareció una película muy linda. Un escocés que está viajando por España haciendo una guía de viajes, se le estropea la furgoneta y tiene que quedarse un tiempo en un pueblo perdido de Asturias repleto de personajes más que queribles de todos los tipos…lugares que siempre he pensado que no existen, que los ves en películas o series (Doctor en Alaska, por ejemplo) y te dan ganas de vivir allí…..luego descubres que los pueblos no son tan animados (ni las ciudades): al fin y al cabo, son eso, películas, historias.

De todos modos, se hace muy agradable de ver, apta para todos los públicos. muy tierna y divertida.

Muy recomendable por mi parte.

 

Séraphine: una excelente pintora desconocida con una vida penosa…lo que viene a ser un dramón.

“La historia de esta película se sitúa en el año 1914 en Senlis, mostrándonos a un personaje un tanto fuera de lo común llamado Séraphine (Yolande Moreau), una mujer creyente de mediana edad y sin familia, que había trabajado en un convento y ahora hace todo lo que puede limpiando casas, lavando sábanas y hasta alguna vez ayudando en una carnicería para conseguir el suficiente dinero para sobrevivir y poder pagar el barniz que utiliza para conseguir su secreto mejor guardado: sus pinturas. Ese afán que tiene por pintar cuadros (en los que también utiliza barro y sangre) retratando manzanas, flores, árboles o cualquier cosa relacionada con la naturaleza, le hará trasnochar casi todos los días. Y por cosas que sólo sabe el destino, una de esas obras será descubierta por un tal Wilhelm Uhde (Ulrich Tukur), un marchante alemán propietario de una galería en París que se ha ido a vivir por un tiempo a Senlis para preparar un estudio sobre Picasso. Vive de alquiler en un piso de la señora Duphot para la que trabaja Séraphine y en una cena en la que es el invitado de honor de la señora descubre una pintura menospreciada en el suelo del comedor. Atraído por la fuerza de esa obra se la comprará a la señora Duphot y le pedirá el nombre de su autor. Cuando le dice que es Séraphine, Uhde esperará al día siguiente para elogiar a Séraphine por su gran talento y querrá que le enseñe todos los cuadros que haya hecho, insistiendo en que deje de limpiar y se ponga a pintar.

De esta manera se podría resumir el comienzo de la historia, aunque para llegar hasta aquí la película tarda bastante en arrancar, opinión que, la verdad, tuve durante toda la película. Por eso, realmente no sé cuáles han sido las intenciones del director para el retrato de este personaje porque su planteamiento me ha parecido muy aburrido y hasta por momentos poco coherente. Si su manera de dirigir es bastante correcta, con buenos primerísimos planos de ella pintando, su manera de contarnos el desarrollo de la historia contrasta de forma apabullante. Algunas escenas son demasiado largas, otras se podían haber evitado y algunas están mal resueltas. Repitiéndose a sí mismo a la hora de mostrar algún punto de la vida de Séraphine, Provost no logra que me emocione nada de lo que cuenta. Lo poco que me parece llamativo es la lograda fotografía y la música, aunque esta última se utilice hasta la saciedad. Y cómo no, también el enfoque que hace la actriz Yolande Moreau a la hora de plasmar los desvaríos de su personaje, que a veces la ayudan para crear sus pinturas. Siendo también especiales sus cualidades humanas y su atención por los sentimientos que le produce la vida al aire libre, como la pasión que tiene por los árboles, los ríos o los pájaros que la ayudan a relajarse y olvidar todo lo malo que le pueda estar pasando, algo que recomienda al señor Uhde en un momento que tiene él de tristeza.

Y es que la relación Séraphine-Uhde, crucial para la historia, en algunos puntos está bastante conseguida por el buen trato que le da él a ella, pero se le podría haber sacado mucho más jugo. Tiempo después de empezar la Primera Guerra Mundial, cuando los alemanes están llegando a Senlis, él tiene que marcharse de allí, dejando en el piso todas las obras de Séraphine. Es entonces cuando pasarán los años pero no parecerá que pasen los minutos. En varios momentos tuve la sensación de que la película no se acabaría nunca o que el director no sabía en qué momento tenía que decir basta. Cuando llegó el deseado final quise salir de la sala para respirar aire puro, abrazarme a los árboles, mirar el cielo y hasta de pintar, pero sabía que no quería volver a ver la dichosa película.

En definitiva, una película larga y fallida que nos cuenta, sin la suficiente emoción, la parte más importante de la vida de Séraphine de Senlis, una mujer extraña y solitaria, gran amante de la naturaleza, con un talento innato para la pintura.

 

lo mejor Lo mejor de “Séraphine”…

Yolande Moreau

lo peor Lo peor de “Séraphine”…

Su vacío contenido y su larga duración.”

Gracias a elprimerhombre por su crítica: http://www.muchocine.net/criticas/9777/S%C3%A9raphine

Para conocer algunas críticas más pinchen en los siguientes enlaces:

http://www.filasiete.com/criticas/seraphine

http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-126513/criticas-prensa/

http://www.precriticas.com/criticas/retratos-anonimos/

Ana dice: dramón (¿qué digo dramón? “dramonazo”) francés(y belga…) con toooooda la lentitud con la que el cine de este país puede darnos. Yo la vi entera supongo que porque me las quise dar de culta porque se me hizo larguísima (de hecho dura más de dos horas) y cuando termina la película te entran ganas de sucidarte…al igual que me pasó con “Secretos y mentiras”, de Mike Leigh o con “Bailar en la oscuridad” del (desde Cannes) innombrable Lars von Trier, aunque esn estos dos ejemplos diré que me encantaron estas películas.

Lo que en realidad quiero decir con todo esto es que puedan ustedes verla, que no va a ser lo peor que han visto en su vida ni tampoco lo mejor; que es larga, pues sí; y que yo este tipo de películas que me dejan ya hundida para el resto del día las veo una vez y no vuelvo a verlas nunca más…prefiero ver una película de sandra Bullock, que, al menos, con su trabajo consigue que se me quede la mente plana y que duerma muy bien la siesta casi de inmediato 😉

P.D. La actriz principal está soberbia en el papel.