diciembre 2010


Os deseo una Felices Fiestas a todos. Nos vemos el año próximo.

Anuncios

Watchmen: la rebelión de los superhéroes…o pobres de aquellos héroes olvidados…

“Antes que nada, permitanme desautorizarme a mí mismo confesando que no he leído el comic de Alan Moore y Dave Gibbons. Debe ser una obra magnífica, a juzgar por el grado de exigencia de sus lectores. La brillantez y el peso de la misma se filtra por los cuatro costados del Watchmen que aquí nos ocupa, eso se lo garantizo: tanto, que el film no acaba de despegar por no atreverse a gritar su derecho a existir a instancias de la novela gráfica.

Pese a mostrarse seguro de sí mismo en la apuesta, el director Zack Snyder ha querido rizar el rizo de las películas de superhéroes y le ha salido una de esas raras películas de aventuras sin aventuras, dedicadas en su extenso metraje no ya a penetrar en las zonas oscuras de su género, sino que también a hallar el significado mismo de su existencia. Algunos no necesitamos tanto para chapotear y regodearnos en el placer primario de una historia, que no necesita justificación alguna, tan sólo el entusiasmo y la seducción y la esperanza de que lo que ocurre al otro lado de la pantalla nos afecte. Ninguna de esas cualidades se aprecia en el Watchmen de Snyder.

Que le pregunten a Spielberg y La guerra de los mundos, por poner sólo un ejemplo acoplado a los gustos del que esto escribe, y que sé que puede ser polémico… La platea pasaba dos horas agarrado a la butaca como nunca, a la vez que sufría con sus personajes a pesar del esquematismo de su guión.

Zack Snyder demuestra ser, de nuevo, un buen conocedor del material original –ése que yo no he manejado-, y sobre todo, un atípico creador de blockbusters, con una capacidad estética infinita. En Watchmen recurre a ella para dibujar un plantel coral de personajes sumidos en un mundo alternativo tan sucio como los propios sentimientos que ellos mismos arrastran, esos mismos que el espectador nunca llega a compartir. Watchmen es un film que no avanza, plantea varias incógnitas argumentales que por separado son muy débiles y que no funcionan por acumulación, dando la impresión de que, tras un espléndido comienzo que engloba el asesinato de uno de los personajes principales y unos títulos de crédito alabados por todos, el film parezca que no tiene más que ofrecer durante un buen rato.

A pesar de ello, el talento visual de Snyder consigue que todo ciertamente pase volando e incluso haya conatos de genuíno interés, y que el evento merezca la pena pese a ser una operación fallida. La pura acción no empieza hasta las dos horas de metraje, y tampoco cobra gran intensidad en su final, lo cual no ayuda: los actores pasan el examen, pero sin brillantez. Lo que cuenta de verdad es la enfática puesta en escena –demasiado-, que preña de imágenes y sonidos fascinantes el film, pero también lo hipertrofia en ocasiones, y sobre todo el entretejer una maraña argumental (llevada con mano dura por Snyder, hay que reconocerlo), que demuestra el talento del director para encandilar al espectador. Pero nada de esto oculta una intriga que tampoco es para tirar cohetes, precisamente.

Todo esto puesto al servicio de, aquí sí, una fascinante urdimbre argumental que entremezcla el sentido de la vida, de la justicia y de la unicidad de cada ser humano, además de todo lo que ustedes quieran. El problema es que la pulimentada superficie requería de hilar fino cinematográficamente hablando, no sólo para contentar a los fans del material original. En la ya comentada Amanecer de los muertos, Snyder remakeó a George A. Romero para las nuevas generaciones en un film semi-nuevo que no sacrificaba casi nada importante de aquella. En 300 el material de base le permitíó llenar con oficio dos horas con casi nada. En Watchmen la jugada era difícil y a la inversa. No se yo, pero me da a mí que el respeto a la obra madre le ha jugado a Snyder una mala pasada.”

Gracias a Juanma González por su crítica: http://www.notasdecine.es/3794/criticas/critica-watchmen/

Para conocer algunas críticas más pinchen en los siguientes enlaces:

http://www.cine.fanzinedigital.com/4399_1-Watchmen.html

http://www.blogdecine.com/criticas/opinion-critica-de-watchmen

http://obivalderobi.wordpress.com/2009/03/07/watchmen-critica-de-la-pelicula/

Ana dice: En primer lugar tengo que decir que yo no he leído el cómic, así que me baso tan sólo en qué me ha parecido la película haciéndome a la idea de que no existe un cómic en el que se inspiró…

Dicho esto, Watchmen nos habla de los superhéroes  como seres humanos, con sus defectos y sus virtudes, sus miedos, su rabia,…su resentimiento hacia la humanidad por la que considera que han hecho tanto y que tan desagradecidos han sido con ellos.

Muestar cómo ser superhéroe no es tan fantástico como parece, no compensa lo bueno frente a lo negativo que conlleva ser alguien “extraordinario”.

Por ser una película de superhéroes atípica merece la pena verla. Me gustó ese punto de vista tan novedoso….por otra parte, y para quien disfrute de estas cosas, deciros que los efectos especiales están muy presentes en Watchmen, como toda película de superhéroes que se precie 😉

 

Nine: Musical con actrices y actores muy conocidos.

“Nine es la película de un nuevo musical del director de cine Rob Marshall, el director del exitoso musical Chicago (con Chatherine Zeta-Jones). Rob Marshall llega con un nuevo musical con un reparto lleno de grandes actores y actrices como es en caso de Daniel Day-Lewis, Marion Cotillard y la española Penélope Cruz de quien se habla de un posible Oscar gracias a su interpretación dando vida a Carla, la amante de Guido Contini.

Daniel Day-Lewis un gran actor que siempre está notable en todas sus películas, en Nine es uno de los actores más flojos en su interpretación, esta muy plano durante toda la película, en cambio Penélope Cruz y Marion Cotillard están esplendidas en sus papeles de amante y mujer del artista, el director de Italia.

Seriamos injustos si no hablamos de los papeles de Kate Hudson (simplemente genial), Nicole Kidman (lo peor de la película con diferencia junto con la cantante Fergie), recordemos que en este reparto tenemos también a Judi Dench que ejerce en Nine de asesora del artista Guido Contini.

Lo primero que podemos decir en esta crítica sobre Nine es que cualquier película que los actores se meten en el reto de bailar, cantar y además lo hacen medianamente bien ya es un motivo de alegría para el público, en este caso ha sido una buena mezcla de música y baile como en su día ocurrió con Chicago.

La trama principal de Nine nos muestra a Guido Contini, un exitoso director y mujeriego que entra en decadencia, la inspiración al tener una vida tan ajetreada como tiene necesita muchas veces una escapatoria, un descanso, para finalmente volver y terminar su obra maestra después de varios fracasos sonados.

Nine cuenta por encima de todo las relaciones personales del director Guido Contini, en la que nos presentan a las mujeres de su vida, su madre (Shopia Loren), su mujer (Marion Cotillard), una prostituta de su infancia (Stacy Ferguson), Stephanie una periodista americana (muy bien interpretada por Kate Hudson), su diseñadora de vestuario en sus películas (Judy Dench), su amante Carla (Penélope Cruz) por culpa de quien ha tenido muchas discusiones con su mujer Luisa (Marion Cotillard).

Mientras nos presentan a cada una de las mujeres nos hacen una escena musical, normalmente todas ellas con un buen juego de luz y un gran vestuario, no podemos olvidarnos de los momentos de Daniel Day-Lewis cantando y bailando tanto solo como acompañado, unos momentos que usa de escape, una manera de librarse de la presión que tiene en su nueva película de la que todos esperan conocer su guion.

Si nos ponemos a pensar en Nine como una gran película deberemos cambiar el punto de vista, es una buena película, o mejor dicho un buen musical, su reparto esta bastante bien en la película sobre todo Penélope Cruz y Marion Cotillard, dos actrices premiadas en los últimos años en los premios Oscar de la academia.

Nine tiene un pero, Daniel Day-Lewis no es el de siempre, está muy plano en su actuación durante toda la película, lo más variado de Daniel es cuando conocemos a Guido Contini de pequeño, de quien ya vemos que era un golfo de cuidado con las mujeres.

De Nicole Kidman su actuación deja mucho que desear, es una estrella que subió como la espuma su popularidad al separarse de Tom Cruise pero que a día de hoy cada vez va a menos, gano un Oscar hace años y desde entonces no recordamos ninguna buena película suya.
Nine es una película en definitiva para ir con la novia, los matrimonios, la gente que le gusten los musicales, desde luego no es para quien crea que viendo a Daniel Day-Lewis verá una interpretación de lujo suya porque esta vez no lo verá, esta correcto en el papel de Guido Contini pero no pasa de ese punto.”

Crítica tomada de Peliculas.info: http://www.peliculas.info/21-01-2010/peliculas/musicales/nine-critica-del-musical-de-penelope-cruz

Para conocer algunas críticas más pinchen en los siguientes enlaces:

http://www.fotogramas.es/Peliculas/Nine/Critica

http://www.cinematical.es/2010/01/18/critica-nine/

http://www.cine.fanzinedigital.com/5873_1-Nine.html

Ana dice: Teniéndose en cuenta que me encantan los musicales (me veo todo lo que sale y he visto mucho musical de su época de mayor esplendor), yo no fui capaz de ver más de media hora de la película. Me parecía insufrible, un peñazo, pesada, lenta, aburrida,…. Me llevé un tiempo diciéndome que tendría que volver a intentar verla, darle otra oportunidad…pero al final he tirado el DVD a la basura.

Esto demuestra (al menos me lo demuestra a mí) que por mucho que escojas a un enleco de actrices/actores muy conocidos, esto puede servir para atraer a la gente a las salas, pero desde luego no para hacer una buena película.